MISION

Nuestra misión es inspirar en el niño el asombro por la vida, acompañándolo en el desarrollo de su voluntad, inteligencia y sensibilidad.

Ayudar a los niños a construirse como seres humanos completos, ser conscientes de sí mismos, capaces de desarrollar todo su potencial y vivir en armonía con los demás.

En nuestro mundo acelerado y siempre cambiante queremos darles la oportunidad de convertirse en adultos competentes y felices que estén preparados para contribuir significativamente a la sociedad. Para ello disponemos de un plan educativo individualizado que estimula el aprendizaje autodirigido a través de material de desarrollo y adultos capacitados para dicho fin.

VISION

Ser una comunidad Montessori de excelencia, comprometida con la formación de seres humanos felices e íntegros que impactarán de manera positiva en la sociedad.

Nuestra finalidad es trabajar, permitir y facilitar una expansión libre y armoniosa, para que el niño pueda crecer y desarrollarse acorde a la ley de su propia vida.

Del mismo modo, vemos necesario el trabajo personal de los adultos que guían este proceso.

Esta combinación permite que el niño disfrute su infancia a la vez que construye al adulto del mañana.

VISION

Ser una comunidad Montessori de excelencia, comprometida con la formación de seres humanos felices e íntegros que impactarán de manera positiva en la sociedad.

Nuestra finalidad es trabajar, permitir y facilitar una expansión libre y armoniosa, para que el niño pueda crecer y desarrollarse acorde a la ley de su propia vida.

Del mismo modo, vemos necesario el trabajo personal de los adultos que guían este proceso.

Esta combinación permite que el niño disfrute su infancia a la vez que construye al adulto del mañana.

PEDAGOGÍA

Concebimos el proceso de aprender como parte natural del desarrollo y realización del potencial de cada ser humano desde un punto de vista holístico, atendiendo a los procesos cognitivos, físicos, emocionales, sociales, culturales y espirituales.

Creemos que las destrezas se adquieren a través de las situaciones reales de la vida. Así, los alumnos y alumnas se convierten en investigadores que observan, consultan y actúan.

La Trébola tiene un carácter dinámico y flexible. A pesar de asentarse sobre los pilares de la pedagogía Montessori, sería un error considerarlo un documento cerrado. La constante revisión de los procesos de enseñanza-aprendizaje es fundamental en la búsqueda de una exitosa formación integral.

Integramos a la familia en la formación de sus hijos e hijas, razón por la cual requerimos de familias comprometidas con el proceso educativo, reconociendo la importancia de trabajar conjuntamente entre la familia y la escuela. También hacemos partícipes a otros miembros del entorno social, tales como voluntarios, asociaciones y demás entidades locales que quieran aportar a nuestro proyecto educativo.