Secundaria Erkinder

Secundaria Erdkinder

La adolescencia supone el tercer plano de desarrollo de un ser humano. Esta es una etapa de fragilidad y cambio que María Montessori equiparaba a los primeros seis años de vida.

 

Podríamos considerar a los y las adolescentes como recién nacidos sociales. Ya han pasado los primeros seis años de su vida construyendo su “yo individual” y el segundo sexenio completo comprendiendo el mundo y ensayando sus relaciones sociales. Llegado a este punto están listos para comenzar su salida al mundo, su progresiva separación de la familia de origen y con ellos su contribución a la sociedad.

Es por ello que, el ambiente preparado para esta etapa es la granja. La granja se propone como el lugar idóneo para alcanzar los aprendizajes necesarios en la adolescencia a través de los elementos y experiencias prácticas y reales de la vida en sociedad.  Viviendo y gestionando una granja, se trabajan las destrezas y conocimientos necesarios para que estos embriones sociales, los adolescentes, encuentren su esencia, su lugar y descubran de qué manera van a aportar su valía al mundo.